Arquitectura (8)

Published in Arquitectura

Santuario de la Virgen del Rosario

El Santuario de la Virgen del Rosario, patrona de Hellín, se edificó en la ladera del Cerro del Castillo. Esta Ermita o Santuario es muy antigua, aparece citada junto con su cofradía en las Relaciones Topográficas de Felipe II en el año 1575, en las que el Rey pide a su Gobernador y Justicia Mayor en el Marquesado de Villena, D. Jerónimo de Briceño de Mendoza, una descripción e historia de las particularidades y cosas notables de este marquesado.

La parte más antigua y más noble es el ábside de forma poligonal de cinco lados.  Encima tiene un dintel adovelado con clave central en forma de cuña resaltada con escudo, en cuyo centro se puede apreciar la fecha de 1745, y debajo el nombre de María, con la primera A encajada en la M. Encima de esta ventana hay un segundo cuerpo decorado con un pedestal a cada lado a modo de un tronco de pilastra dórica y rematados por pirámides Herrerianas y en medio de ambas pirámides una cruz latina con el nombre de Jesús en medio de la cruz, y el lado mayor decorado con rombos en relieves y rematada con círculos. Termina el ábside en dos molduras, justo debajo del tejado, una convexa o bocel y otra cóncava encima, que se podría denominar media caña (semicírculo cóncavo) o caveto o nacela (soldadura cóncava de cuarto de círculo).

En el lado izquierdo del ábside, tenemos la nave que está situada junto al Cerro del Castillo, en la que hay una ventana rectangular que descansa sobre una gola igual a la que hemos descrito anteriormente y en la que hemos podido observar una inscripción escrita en la piedra desconocida por mí como la cruz citada anteriormente, y de las que no tengo noticias que hayan sido publicadas anteriormente. Dicha inscripción, difícil de ver si no te sitúas justo debajo de la ventana, dice así: ANO DE 1717. Ano se refiere indudablemente a Año, y la D mayúscula lleva una E dentro, es decir es una letra encajada, y los otros números son fáciles de interpretar, salvo el último que presenta algunas dudas entre el 7, el 1 ó el 9. Así que las posibles fechas son 1717, 1711 ó 1719. En todo caso anteriores a la fecha del ábside que es la de 1745.

Fácil es deducir que esta nave sería anterior a la remodelación del ábside central, en contraposición a lo escrito en otras publicaciones, que consideran posterior la nave lateral izquierda. Debajo del tejado en la gola a mano derecha del paño central del ábside aparece una tercera fecha, que me pasó desapercibida en un primer momento, fecha de difícil interpretación y que parece corresponder a 1717 o a 1719.

Es un edificio de tres naves, una central más alta y cubierta con una bóveda de cañón y arcos fajones, separada de las laterales por arcos de medio punto sobre pilares rectangulares con pilastras dóricas en cada cara. Las naves laterales más bajas se cubren con bóvedas de aristas y arcos fajones separándolas.

El presbiterio se levanta sobre una gran tribuna a la que se accede por una escalera central con barandas de forja del siglo XVIII. Es de destacar también los púlpitos de hierro forjado que se encuentran tanto en la tribuna del presbiterio como en la nave central. A la izquierda del presbiterio y al mismo nivel, se encuentra la actual sacristía, magníficamente decorada en tiempos de Dña María del Carmen Tomás Buendía, anterior presidenta de la Cofradía. En ella destaca una sillería isabelina, con su mesa, un apoyo, una consola y una mesa de despacho, siendo ésta última donación de la misma al Santuario, y una antigua pila de mármol gris. A la derecha del presbiterio se sitúa en la actualidad el museo de la Cofradía, antigua sacristía, en donde se guardan diferentes objetos artísticos entre ellos la colección de rosarios donada por el sacerdote hellinero D. Ángel Escandell.

Debajo de presbiterio, se sitúa la cripta, a la que se accede por dos puertas situadas a ambos lados de la escalera en su parte inferior, detrás de las cuales hay dos escaleras que se curvan ligeramente, descendiendo hasta la cripta, donde encontramos un pequeño retablo, obra de juventud de D. Rafael Millán, un Yacente, grabados y antiguas casullas. La bóveda de la cripta de ocho lados es semejante a la que aparece en el camarín.

De estilo rococó, guarda la Imagen de la Virgen del Rosario. Es del tipo camarín sobre cripta con una boca central que deja ver la imagen de la Virgen desde que se accede al Santuario. Mención especial a las valiosas pinturas que lo adornan, datadas del siglo XVIII y al suelo del mismo, hecho de barro cocido.

La Portada del Santuario del Rosario se puede definir como modernista historicista ,es una fachada poligonal formada por tres arcos de medio punto en la parte superior y tres arcos inspirados en los arcos carpaneles en la parte inferior decorados con bolas de Ávila ,puntas de diamante y motivos inspirados en temas florales y vegetales. Estos arcos están separados por pilares rectangulares ,con pilastras dóricas adosadas en las cuatro caras muy semejantes a los que separan las naves en el interior de La Iglesia.

Toda esta portada está rematada por cruces latinas cuyos brazos terminan en polígonos estrellados o estrellas de cinco puntas, entre media de las cruces las mismas estrellas o polígonos.

La Torre poligonal de ocho lados está formada por tres cuerpos que se van adelgazando hacia arriba , los dos inferiores sin huecos. El ultimo cuerpo alberga las campanas y tiene ventanas alargadas, con antepechos con decoración geométrica,(cruces dobles de ocho puntas). Estas ventanas rematan alternativamente en arco en mitra y en otro tipo de arco de tres lados inspirado en el arco rectilíneo deprimido. La torre acaba en un chapitel coronado por un pináculo rematadopor una cruz de hierro calada. Debajo de la cruz hay una veleta con un bellísimo ángel modernista tocando la trompeta del Juicio Final. La torre tiene dos cenefas, una de puntas de diamante justo debajo del chapitel, y otra de rosetas, debajo de la anterior.

retablo

Published in Arquitectura

Santuario de Nuestra Señora de la Encarnación y Ermita del Cristo de la Antigua

El Santuario de Nuestra Señora de la Encarnación y Ermita del Cristo de la Antigua es un edificio declarado Bien de Interés Cultural en 1981 y que en su interior conserva algunos tesoros patrimoniales desconocidos por muchos.

Como ocurre con el Santuario del Rosario de Hellín, mucho se ha dicho de los orígenes de este templo, pero lo cierto es que no hay pruebas arqueológicas ni documentales para afirmar que se levantó sobre las ruinas de una antigua mezquita o que se trata de la antigua Ermita de Santa María, citada en las Relaciones Topográficas de Felipe II de 1587. Sea como fuere, el edificio que hoy se puede visitar es en realidad una sucesión de momentos constructivos. A lo largo de varios siglos, el templo fue ampliado, por lo que la visita es una pequeña lección de historia del arte, pudiendo observar diferentes estilos artísticos en muy poco espacio.

La parte más antigua del conjunto, que debe corresponder a los últimos años del siglo XV, conserva un artesonado de par y nudillo, con decoración de lazo y piña en mocárabe. Se trata del espacio de la ermita construido para venerar la imagen del Santísimo Cristo de la Antigua. Las pinturas de los muros fueron recuperadas durante la restauración del edificio en la década de 1990, relativas a la Anunciación y a la Pasión y muerte de Jesús, los cuatro evangelistas y que conserva unos azulejos de Manises de finales del siglo XVIII y principios del XIX. En este Camarín, decorado con estilo rococó, la cubierta está decorada con motivos vegetales que resaltan las representaciones de los cuatros evangelistas en la pechinas y los símbolos de Cristo en la cúpula. Los espejos de carnosos marcos aumentan la atención en este espacio, producida por la iluminación natural que penetra a través de las los huecos del tambor. También destaca en el exterior por su cubierta de estilo levantino con tejas esmaltadas en blanco y azul.

Junto a este Camarín se levanta el dedicado a Nuestra Señora de La Encarnación, decorado con pinturas murales del siglo XVIII de estilo popular, dedicadas al nacimiento y a la pasión de Jesús. El grupo escultórico representa el misterio de la Anunciación del Arcángel Gabriel de la Encarnación del Hijo de Dios en María Virgen.

A los pies de ambos camarines se desarrolla una nueva nave, ahora cubierta por bóveda de terceletes con nervaduras y apoyada sobre pilares octogonales, que debe corresponder a principios del siglo XVI, por lo que debe ser una ampliación de la parte más antigua.

El resto de las naves deben corresponder a la ampliación más importante del edificio, realizada durante el siglo XVII, y que están cubiertas con bóvedas de lunetos. En el interior del edificio, además de los titulares del Santuario, se custodian varios grupos escultóricos e imágenes que durante la Semana Santa recorren las calles de Tobarra. Así, el Santuario alberga el Cristo Resucitado y la Caída de Jesús, conocido este último popularmente como Paso Gordo (por sus más de 3.000 kilos de peso) y que se baja a hombros desde este lugar, el Jueves Santo por la tarde.

También se encuentran en sus naves la imagen del Ecce Homo, que junto a la Dolorosa, es la única talla que no desapareció durante la Guerra Civil, o la imagen de La Santa Mujer Verónica.

Encar 2

Published in Arquitectura

Iglesia de San Roque en Tobarra

Se trata de un edificio construido en los años 60 del siglo XX sobre una antigua ermita del mismo nombre, debido a la escasa capacidad y el progresivo deterioro de la misma.

En noviembre de 1966 ya existe un anteproyecto realizado por los arquitectos Alfonso Quereizaeta y José Antonio Arenillas, de Madrid, aunque el definitivo se lo llevaron Ricardo Aroca y Luis E. Burkhalter, también de Madrid. Su presupuesto, que se conserva en el archivo diocesano (a 5 de enero de 1966) ascendía a 2.226.899 pesetas, siendo un proyecto consistente en residencia-colegio y convento para las Hermanas Apostólicas de Cristo Crucificado. El proyecto definitivo data de julio del 68.

La Iglesia se levantaría en un solar del paraje conocido como "el Ojo Manzano. La urgencia de una nueva parroquia hace que el proyecto de colegio pase a segundo plano.

La primera piedra se pone el 10 de julio de 1968, con la asistencia del obispo don Arturo Tabera, el párroco don Ramón González Cid y el alcalde don Tomás Pinar Pastor.

Las obras comienzan el 14 de febrero del año siguiente y se prolongan excesivamente hasta ser inaugurada la Iglesia el 14 de abril de 1973, el Sábado de Ramos.

Ni las Hermanas de Cristo Crucificado, ni las hermanas Presentacionistas (a las que también se les ofrece) acaban ocupando el Convento.

El retablo del viejo templo, realizado a la cera fundida con pigmentos por Jordi Samsó (1929-2009) en 1959, se traslada en septiembre de 1980 al altar de la nueva parroquia, por iniciativa de Juan Francisco García, que encarga su adaptación al nuevo espacio al pintor local Santiago Jiménez López, pues se pasa de los 6 metros originales a los 4'5 de la pared del moderno templo.

Con Florencio Ballesteros, en 1992, se realizan una serie de reformas: ubica la vivienda en la planta baja (donde se encontraba la Capilla de la Confesión y Jesús del Prendimiento), suprime el biombo del altar, y la estructura vertical sobre el mismo. Se cambian las sillas rojas por bancos de madera y los confesionarios se sitúan en la parte baja frente al coro.

En 1998, se cambia el tejado de uralita, que se había revelado como uno de los elementos más frágiles del edificio, por una sobrecubierta de zinc galvanizado con fibra de vidrio, abriendo un patio de luces interior sobre el altar.

La última reforma llega en 2006 con Antonio Carrascosa y Antonio Pérez, cambiándose el suelo a base de ladrillo de barro por otro de granito rojo.

Se trata de todo un complejo parroquial, con templo, despachos, salas de catequesis, vivienda, placeta... realizado en ladrillo, piedra y hierro. El templo, rectangular, tiene una estructura parecida a una gran tienda de campaña, con una cubierta muy inclinada. A él se accede a través de una placeta con escaleras a la calle Francisco Cano Fontecha y a través de una rampa y escaleras a Reina Sofía.

Una vez en el interior lo que más destaca es el gran muro de ladrillo, que recuerda al estilo mudéjar.

El altar está realizado con piedra y hierro, y el ambón de madera. En 1992 se suprime el biombo que permitía cerrar el altar para convertir el templo en un salón de actos.

Published in Arquitectura

Iglesia de San Ildefonso de Albatana

La iglesia de San Ildefonso en un templo de estilo neoclásico cuya construcción está datada en el siglo XVIII y fue atribuida a Lorenzo Alonso. El templo está formado por una única nave central a la que se accede por una escalinata de piedra. La sacristía se encuentra a la derecha del altar y desde ella se accede a la casa del cura y al campanario.

Published in Arquitectura

Ermita de San José de Ontur

La Ermita de San José es un edificio muy querido por los ontureños que se construyó con las aportaciones de todo el pueblo, entre los años 1985 y 1988, sobre el terreno de una antigua ermita pequeña y deteriorada. Fue inaugurada en abril de 1990.

Con la construcción de la Ermita se pretendía recoger en ella los elementos que estaban en la antigua iglesia parroquial y que no tenían cabida en la nueva. Está situada en una pequeña elevación, que constituye por sí mismo un mirador. Esta ubicación la convierte en un punto de referencia emblemático de Ontur, ya que es visible a lo lejos y desde ella se divisa todo el territorio circundante.

Actualmente es lugar de culto en algunas celebraciones, como Semana Santa, San Isidro y “las flores de mayo”, y hace las veces de museo religiosos. En su interior se conservan las principales obras escultóricas de Clemente Cantos, obras del tallista hellinero Rafael Millán, un cuadro del pintor murciano Muñoz Barberán y numerosos objetos e imágenes del siglo XVIII procedentes de la antigua iglesia parroquial.

La visita a la Ermita es un buen momento para conocer un poco mejor la figura de Clemente Cantos, un reconocido y poco conocido artista ortureño. El escultor nació en Ontur en 1893, y murió en Murcia 1955. Desde muy joven trabajó en los talleres de marmolistas de Espinardo y tallaba figuras, rostros y manos a cambio de comida, con la que ayudaba al sustento familiar. Aprendió a dibujar y modelar en la Sociedad Económica de Amigos del País y en el Círculo de Bellas Artes, y la práctica del oficio la adquirió en el taller de Anastasio Martínez, donde se encontraba José Planes, con quien mantuvo una gran amistad que duró toda la vida. También entablo una profunda amistad con Antonio Garrigós con quien fundó la empresa "Los Bellos Oficios de Levante", donde trabajó hasta su separación en 1923.

En la posguerra colaboró en el taller del escultor Juan González Moreno, y tanto en el taller como en la Escuelas de Artes y Oficios ejerció de profesor. Su obra escultórica conservada es muy escasa, entre ellas destaca la Virgen de las Angustias que realizó para su pueblo. En la Ermita, y durante la visita, se pueden contemplar otras obras de Clemente Cantos, como el grupo escultórico de la Virgen de los Dolores, la imagen de Jesús Nazareno o La Soledad, también atribuida al escultor ontureño.

Published in Arquitectura

Iglesia de San Dionisio Areopagita en Fuente-Álamo

La localidad de Fuente-Álamo tiene una iglesia parroquial bajo la advocación de San Dionisio Areopagita. La construcción es del siglo XVIII, de estilo neoclásico, realizada por el arquitecto Lorenzo Alonso Franco. Fue consagrada en 1798. Se usó en su construcción sillería para la parte baja y mampostería para la alta.

La fachada del edificio es sencilla, adornada sólo por unos ángeles que sostienen sobre el dintel de la puerta los emblemas de San Dionisio Areopagita: báculo, palma, libro y mitra. Culmina toda ella con una torre-campanario rectangular. El templo es de nave única cubierta de bóveda de cañón, con capillas rehundidas en los muros, divididas por pilastras de capiteles jónicos. El ábside tiene una llamativa forma ultrasemicircular, y está cubierto con cúpula.

Fue pintada en 1954 por Manuel Muñoz Barberán, representando la Asunción de María. En el muro del ábside se abren dos puertas a ambos lados del altar, que comunican con dos sacristías gemelas. Sobre ambas puertas hay dos medallones pintados en grisalla que representan la Anunciación y la Visitación.

Published in Arquitectura

Iglesia Parroquial de la Asunción de Tobarra

La Iglesia Parroquial de la Asunción de Tobarra es un templo construido entre 1546 y 1616, de estilo renacentista español, en el que, partiendo de una planta gótica (cabecera poligonal y contrafuertes), los soportes son clásicos, con medias columnas con retropilastra que presentan excesiva altura hasta alcanzar la pequeña imposta que recorre todo el edificio a la altura del arranque de las nervaduras góticas de las bóvedas. Fue declarada Bien de Interés Cultural el 7 de noviembre de 2000.

Este edificio se compone de una gran nave central, de planta rectangular con cabecera poligonal, de bastante altura, con bóvedas de crucería gótica y capillas laterales, regulares, siete a la izquierda y seis a la derecha, de planta cuadrada y bóvedas de crucería gótica, cada una diferente y presentando, en algunas, elementos renacentistas. Los soportes en la nave central lo constituyen pilastras homogéneas, de gran altura, en sillería y de corte manierista. Las capillas laterales se abren a la central a través de arcos de medio punto elaborados en sillería sobre medias columnas adosadas, también manieristas. Los paramentos se realzan en mampostería recubierta con enlucido de yeso.

Consta de dos puertas de acceso: Una la principal, a la plaza de España, y, otra, a la parte norte; a los pies posee un coro alto y una torre de bastante altura en la parte derecha. Además del edificio principal, ya descrito, consta de una sacristía, despacho parroquial adosado a la cabecera del templo. Bajo estas dependencias con acceso a la calle se encuentran un sótano con bóveda de cañón y una sala. A los pies se encuentran adosados los salones parroquiales en dos plantas.

Actualmente se está procediendo a su rehabilitación y restauración, por lo que no tiene culto.

Published in Arquitectura

Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción de Hellín

La Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción empezó su construcción el año 1499, siendo la primera iglesia de tipo columnario de toda la Diócesis de Cartagena. Hay que destacar que no ofrece crucero y en cambio internamente quedan las naves perfectamente definidas y separadas por unos soportes cilíndricos. La capilla mayor se articula con cinco paños y bóveda estrellada. La construcción de las capillas laterales corresponde a distintas épocas, siendo la mayoría renacentista y alguna gótica. La portada del exterior es sobria y bien trazada, con el hueco de entrada adintelado y sin ningún tipo de remate superior, fechándose su construcción en los finales del siglo XVI o los comienzos del XVII. La torre situada junto a la cabecera posee un remate barroco del siglo XVIII.

hellin 30