La Asociación se presenta ante los medios

El pasado mes de abril nacía la Asociación Cultural Arciprestazgo Campos de Hellín, al amparo del propio Arciprestazgo y como instrumento del mismo para realizar actuaciones para fomentar el conocimiento y la relación de todos sus componentes, para mayor comunicación y mejor convivencia entre las personas y los pueblos.

Así lo explicaba en la mañana del miércoles Alfredo Tolín, arcipreste y presidente de la asociación, acompañado del también sacerdote Antonio García Ramírez, Rami, y de Rafael Marín, uno de los seglares que forman parte de este colectivo.

Alfredo Tolín recordó que el Obispado de Albacete, como el resto de la Iglesia Católica, divide su territorio en zonas y arciprestazgos. Uno de esos es el antiguo arciprestazgo de Hellín, que desde hace unos meses se denomina oficialmente “Campos de Hellín”, al coincidir su delimitación con la comarcal.

Explicaba que dado el importante patrimonio histórico-artístico religioso que posee esta zona, se ha considerado como un objetivo preferente su utilización para conseguir esos objetivos marcados para el arciprestazgo, el fomento del conocimiento y la unidad entre las parroquias. Para que esto sea más operativo, manifestó, se ha impulsado la creación de una asociación cultural civil que, junto al obispado, sea la encargada de llevar a cabo estas acciones.

Los objetivos de esta asociación son los de difundir el patrimonio histórico y artístico de carácter religioso, realizar actividades de carácter socio-cultural en la comarca, promover la correcta conservación y restauración del patrimonio religioso y gestionar una página web oficial, publicaciones propias y redes sociales relacionadas con todos estos fines.

Concretando, la asociación se ha propuesto, como actuación principal, realizar periódicamente una gran exposición de arte religioso que de a conocer el patrimonio comarcal religioso y haga alguna restauración del mismo para su conservación, al modo de las que anualmente organiza la Junta de Castilla y León bajo la denominación de “Edades del hombre”.

No se tratará, según explicó, de una exposición, sino de una serie de exposiciones temáticas bajo la marca “Campos y Caminos”, donde “campos” son los de nuestra comarca y “caminos” las perspectivas y orientaciones que la recorren, como “las múltiples riquezas que ha marcado la fe cristiana en nuestra comarca”, apuntó.

Antes de que finalice 2016 se realizará la primera exposición, en el MUSS, cuyo título será “Raíces”. Una exposición en la que ya se está trabajando desde hace varios meses y que pretende presentar, de manera sintética, las raíces que en nuestra comarca han originado y formado el cristianismo a lo largo de su historia.

Una exposición en la que se alternarán paneles interpretativos y fotográficos, y elementos audiovisuales con una muestra de objetos, cuadros e imágenes religiosas, muchas de ellas desconocidas para el gran público.

Una muestra en la que se le otorgará mucha importancia al montaje, “para que partiendo del ver y conocer se llegue a valorar, ilusionar e incluso emocionar”, explicaba el arcipreste, “se trata de crear un ambiente y un relato que afecte a la persona que visita la exposición para lograr algo más que su información”.

La exposición pretende estar lista para mediados del mes de octubre y estaría más o menos un mes montada en el Museo de Semana Santa de Hellín, aunque no se descarta que después pueda itinerar por otras poblaciones y espacios. Se compondrá de cuatro áreas temáticas: el desierto y la ciudad, un largo invierno, despiertan las raíces y la devoción popular, concluyó.